Seleccionar página

Nuestro cuerpo es propenso a enfermarse ya que cada parte de él puede sufrir diferentes enfermedades y trastornos. Nuestra visa no está exenta de esto, padeciendo múltiples trastornos oculares que perturban la vista con enfermedades tan comunes como variadas.

Se estima que actualmente el 30 % de la población mundial padece miopía, pudiendo elevarse el 50% años próximos. Igual de común entre la población es el astigmatismo, el cual puede presentarse en conjunto con la miopía e, incluso, junto con otro tercer trastorno.

En la actualidad los estudios de oftalmología han avanzado, dando una respuesta más eficaz a todos los trastornos visuales. Aunque también es cierto que hay algunos, como el glaucoma, que no tienen una cura definitiva aun.

¿Cómo prevenir enfermedades visuales?

Tal como pasa con otras enfermedades, estas pueden prevenirse de diferentes formas. La salud visual es tan importante como cualquier otra, por lo que prevenir estas enfermedades es necesario para evitar padecer cualquier enfermedad visual a futuro.

Ve a consulta una vez al año

Indiferentemente de presentar síntomas o no, una visita anual a tu oftalmólogo puede descartar a tiempo cualquier tipo de enfermedad visual. Lo recomendado es ir una vez cada tres o cuatro meses, pero con una vez al año será suficiente.

Regula tus niveles de azúcar

Si consumes demasiada azúcar y, por ende, los niveles de azúcar en tu sangre son muy elevados puedes ser más propenso a padecer alguna enfermedad visual. Valores elevados de esta pueden ocasionar visión nublada o borrosa y/o dañado de vasos sanguíneos en los ojos. Mantener niveles estables de azúcar en sangre mantiene la vista sana.

Mantén niveles sanos de colesterol y presión arterial

Altos niveles de colesterol y presión arterial elevada no son sanos en ningún aspecto. Sin embargo, en la vista presentan inconvenientes irreversibles. Una presión arterial muy alta puede resultar en pérdida total de la vista o paulatina, como en el caso del glaucoma.

Deja de fumar

El consumo de cigarrillos es nocivo para todos los ámbitos de la salud. En la vista aumenta el riesgo de trastornos oculares ligados a la diabetes. Dejar el cigarrillo contribuye a la salud de tu visión dejándote libre riesgos. 

Tipos de enfermedades visuales

Como es de esperarse, las enfermedades visuales son muy variadas, aunque compartan síntomas en común. Como dijimos anteriormente estas pueden estar relacionadas entre sí y podrías tener dos o tres al mismo tiempo.

Astigmatismo

El astigmatismo es un trastorno ocular caracterizado por una forma inusual en la curvatura de la córnea. Dicha curvatura evita que la retina procese correctamente los rayos de luz, dando como resultado una visión borrosa y alterada. También se tiende a ver las luces con un resplandor muy elevado, teniendo que entrecerrar los ojos un poco para enfocar mejor.

Miopía

Al igual que en el astigmatismo, la miopía es causada por una alteración en la forma del ojo. En este caso el ojo es considerablemente más largo de lo que debería, por lo que los rayos de luz se refractan delante de la retina. Lo correcto sería que estos rayos entren directamente en ella, lo que da como resultado una percepción borrosa de objetos a una distancia larga.

Presbicia

La presbicia es la pérdida paulatina de la visión. Este es un trastorno propio de la edad y va incrementando con el pasar de los años. Esta suele aparecer entre los 40 y 45 años, llegando a su etapa cumbre entre los 60 y 65 años de edad. Las gafas para este tipo de enfermedad son ligeramente diferentes. En su cristal se incorpora la visión de cerca, de lejos y mediana.

Cataratas

Se le conoce como cataratas al color opaco que se aprecia en el ojo. El principal síntoma de esta es la vista borrosa, la cual va progresando con el pasar de los años. Esto se debe a que el lente natural de nuestros ojos se deteriora con el paso del tiempo y hay que suplantarlo por otro artificial. Es un proceso seguro que puede ser tratado por un oftalmólogo.

La mayoría de estos trastornos pueden ser corregidos con el simple uso de lentes correctivos, los cuales deben estar graduados según la complejidad del trastorno. Estos pueden ser a modo de simples gafas formuladas, lentes de contacto o la inserción directa de la lente en el ojo. Con el uso correcto de gafas puedes recuperar tu capacidad de enfoque y corregir el trastorno que poseas.

En el caso de la miopía y el astigmatismo la vista puede mejorar con el uso intensivo de gafas correctoras. Con el uso de estas podrás recuperar la nitidez de enfoque y llevar tu vida sin ningún problema. Los fabricantes se esmeran año tras año en sacar al mercado estilos de gafas que se adapten a todos los gustos, tipos de cara y color para hacer la experiencia mucho mejor.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?¿Hablamos?
¿Hablamos? en Óptica Mar resolvemos todas tus dudas