Seleccionar página

Uno de los principales problemas de visión en la población mundial es la miopía. La gran mayoría de las personas que utilizan gafas es porque padecen de este problema de la vista, aunque también puede deberse a astigmatismo u otras enfermedades de la vista.

Cada vez son más las ópticas que diseñan hermosas gafas para las personas que presenten este problema puedan sentirse más cómodos con ellos mismos. El día de hoy hablaremos de lo que es la miopía y de cómo saber si la padeces.

¿Qué es la miopía?

La miopía es un problema de la vista en el cual hay dificultad de refracción. Esto da como resultado que los objetos que se encuentran a una distancia relativamente larga se tornen borrosos y no se enfoquen debidamente.

Este desenfoque se debe al número de dioptrías en la retina de la persona. Mientras más dioptrías presenten, mayor será el trastorno ocular. Si, por ejemplo, presentas 0,8 dioptrías con una fórmula acorde se podría corregir hasta el punto de no necesitar gafas nunca más. Contrario a presentar más de 5 dioptrías, cuyo uso de gafas sería de por vida.

Aunque lo habitual es que la miopía afecte ambos ojos puede que haya uno de ellos que presente un grado menor o mayor de miopía. A esta también se le conoce bajo el nombre de vista corta por el bajo rango de vista que presentan quienes la padecen.

Tipos de miopía

Al ser un trastorno ocular es fácil catalogarlo en diferentes tipos, sin embargo, se pueden destacar dos de ellos. Cualquiera de los dos se puede solventar fácilmente con el uso de gafas correctivas y, si el paciente quiere a futuro, una operación.

  • Miopía simple: Se perciben hasta 8 dioptrías en los primeros años de vida de la persona. Puede ir progresando durante el desarrollo sin el uso de gafas hasta llegar a los 21 años donde se estabiliza.
  • Miopía magna: El número de dioptrías llega hasta 9, los cuales se asocian a problemas degenerativos de la retina. Este es el principal motivo del desprendimiento de retina, glaucoma o cataratas.

¿Cómo saber si tienes miopía?

Un gran número de veces solemos confundir el cansancio ocular con una falsa miopía, dando una falsa alarma y colocándonos gafas que a la larga harán daño. Para que puedas reconocer apropiadamente si se trata de una miopía o simplemente la vista agotada considera este listado de los síntomas presentes en la miopía.

  • Visión borrosa en objetos lejanos: Se te dificulta enfocar figuras a lo lejos. La pizarra en el instituto, por ejemplo.
  • Necesidad de entrecerrar los ojos: Sientes la necesidad de cerrar un tanto los ojos para ver con claridad.
  • Dolores de cabezas constantes: Al pasar un rato leyendo o estando frente al ordenador sientes fatiga en los ojos o directamente jaqueca.
  • Dificultad para conducir: Te cuesta distinguir los automóviles que van delante de ti, incluso leer las matrículas.

Causas de la miopía

La principal causa de la miopía es cuando la forma del ojo es demasiado larga en relación el enfoque de la cornea. Igualmente se puede ser desarrollada por diferentes factores ambientales o estar ligada a un gen hereditario. Es por eso que se habla de diferentes tipos de miopía, como la nocturna.

Sin embargo, hay una serie de elementos que se pueden tomar como factor de riesgo en pacientes que presenten este trastorno ocular. En todo caso es importante consultar con tu optometrista para dar con la miopía, su tipo y en qué grado de avanzado se encuentra. Tu optometrista es el encargado de formular los cristales de tus gafas y comenzar el proceso de mejora de tu visión.

Exposición al aire libre durante el embarazo

Recientes estudios realizados en Australia han demostrado que la tasa de miopía en la población es considerablemente inferior a la del resto del mundo. En palabras sencillas esto puede deberse a las grandes horas que pasan sus habitantes haciendo actividades al aire libre.

A groso modo, se puede decir que las mujeres embarazadas pasan mayor tiempo al aire libre. Estas absorben los nutrientes necesarios para el enriquecimiento de las retinas y reducen el conteo de dioptrías. Aunque esto puede también tener una contraparte negativa, tal como lo es la gran exposición a los rayos UV.

Factores genéticos

Aunque siempre se ha hablado de que la miopía puede ser hereditaria entre las generaciones actualmente han salido estudios que dan fuerza a ello. Se ha comprobado que padres que padecen de miopía llegan a heredársela a sus hijos.

Sin embargo, la herencia no suele ser un factor determinante en la mayoría de los casos. Es decir, si tú tienes miopía existe un porcentaje de probabilidades que le heredes tu hijo la miopía, pero dicho porcentaje es realmente bajo. Tengamos en cuenta que, actualmente, el 30 % de la población mundial padece miopía, por lo que esta obedece a distintos factores ajenos a heredar.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?¿Hablamos?
¿Hablamos? en Óptica Mar resolvemos todas tus dudas